En enero de 2014, el gabinete israelí aprobó la propuesta para la elaboración de 30.000 dunams (7.400 acres) de tierras en el Golán sirio ocupado para uso agrícola. Este plan consiste en el establecimiento de 750 fincas agrícolas con una inversión 108 millones dólares por parte del gobierno israelí para proporcionar capacitación agrícola, las mejoras en el sistema de agua, y la recogida de las minas de la tierra en los próximos cuatro años.

Teniendo en cuenta el contexto histórico y político de la región, esta expansión agrícola propuesta sólo beneficiará a los colonos judíos en el Golán y marginará aún más y pondría económicamente en desventaja a los sirios indígenas en esta región.

Lea el documento completo